Colaboración en Japón

Si bien los primeros días fueron de muchos trámites y poca estabilidad, últimamente la situación se ha tranquilizado y afortunadamente no he vuelto a tener problemas de salud (como las picaduras de zancudo) ni tampoco problemas monetarios importantes.

La gente sigue siendo muy amable conmigo, sobre todo cuando consulto algo en alguna estación o tiendas en general. Sin embargo pese a ello he tenido alguna que otra discusión con la gente de una tienda, principalmente por el tema de un contrato de internet que al final no se pudo finiquitar. En todo caso nada importante ni pérdidas monetarias que lamentar por ambos lados.


La vida universitaria también está algo mejor encaminada y los demás compañeros me agradecen mucho cuando les explico algo que no entienden. También algunos de los otros chilenos que hay en la residencia me piden a veces que les explique algo que no entienden de japonés. La mayoría de las veces quedan muy conformes con mi explicación y me lo agradecen mucho.

 

En la universidad he hecho un par de presentaciones que tuvieron bastante buena acogida, sobre todo en la segunda ocasión.

 

Últimamente con el asunto de que se acerca la pascua han empezado a poner luces navideñas de colores azul y blanco en varios lugares públicos. En la noche el paisaje se ve muy hermoso aunque a veces se siente un poco frío, tal vez por el color azulado de algunas luces.

 

También los árboles se han teñido de rojo o amarillo creando un paisaje que llama mucho la atención a quienes no estamos acostumbrados a hojas de colores tan vivos.

 

Hace unas 2 semanas estuve haciendo un trabajo para la embajada de Chile en Japón, que consistía en subirse a un pequeño escenario instalado en un mall donde se promocionaban productos chilenos como el vino y el salmón. Desde el escenario mi trabajo consistía en invitar a la gente que venía a comprar al mall a ver el puesto que teníamos instalado y a probar el sabor del vino y el salmón chilenos, además de hacer concursos de trivia acerca de cuánto saben los japoneses de Chile. La recepción por parte de la gente fue excelente y creo que muchos de los que asistieron tuvieron la oportunidad de darse cuenta de lo bueno que es el vino chileno. El ambiente de trabajo fue muy entretenido y como experiencia también fue muy interesante, aunque terminé agotado. Nunca había animado un evento y menos en un idioma extranjero.

 

En fin espero que de ahora en adelante las cosas vayan por el buen rumbo y que pueda seguir mejorando mi nivel de japonés

Escribir comentario

Comentarios: 0